Como crear un entorno de trabajo saludable en casa | tecniOficina
4499
post-template-default,single,single-post,postid-4499,single-format-standard,theme-bridge,wcz-woocommerce,cookies-not-set,woocommerce-no-js,ctct-bridge,woo-variation-swatches,wvs-theme-bridge,wvs-theme-child-bridge,wvs-style-rounded,wvs-attr-behavior-blur,wvs-tooltip,wvs-css,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,columns-4,qode-theme-ver-16.7,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive
empresa tecnioficina 2020 homeoffice crear espacio en casa

Como crear un entorno de trabajo saludable en casa

Estar trabajando desde casa no significa olvidar implementar hábitos saludables. El homeoffice bien aplicado es sinónimo de eficiencia, gracias al incremento de la productividad de las personas que lo llevan a cabo. Por ejemplo, la eliminación de los desplazamientos a un centro de trabajo (estará menos fatigado) o la posibilidad de conciliar mejor la vida personal y profesional ayuda a incrementar la satisfacción de los trabajadores con el puesto que desempeñan, gracias al tiempo ganado y también por la confianza que la empresa les otorga para trabajar con autonomía. Un trabajador satisfecho rinde mucho más.
Algunos datos: según la Red Española de Empresas Saludables “las personas saludables y felices son más productivas, permanecen el doble de tiempo en sus tareas y tienen un 65 % más de energía y una mayor vinculación con su empresa. Además, por cada euro invertido en programas de salud hay un retorno para la compañía de 3,5 euros”.

Proponemos estos hábitos que te ayudarán a disponer de un ambiente laboral saludable y productivo:

o Planifica tu tiempo Establece un horario. Evita las citas a media mañana. Es cierto que hacerlo desde casa ofrece más flexibilidad y libertad de horarios, pero nunca podemos utilizar esa libertad para fomentar el caos y la desorganización, sino para preservar y sino para preservar y mantener una productividad óptima .


o Invierte en tu espacio de trabajo Cuida el ambiente y entorno, ya hemos visto que hay muchas opciones y aunque el espacio sea pequeño, siempre que sea posible intenta crear un rincón para ti. Ha de estar bien iluminado, ventilado, despejado, limpio y sólo con aquellas cosas que de verdad vas a necesitar.


o Evita distracciones No mezcles trabajo con ocio. Las distracciones electrónicas a veces se cuelan sin querer y si no ponemos todos nuestros medios para evitarlas, les estaremos abriendo la puerta de par en par. Sobre todo, con las tareas o actividades más delicadas procura cancelar y cerrar todo aquello que no te aporte nada y pueda ser fuente de distracciones.

o Descansa entre tarea y tarea Es importante refrescar nuestra mente y reciclar nuestros ciclos de atención con frecuentes descansos entre tarea y tarea. Además, para que de verdad sea efectivo, es importante que ese descanso lo hagas alejado de la mesa en la que trabajas. El descanso tiene que ser una actividad completamente distinta a la que estabas haciendo.
Proponemos

o Haz ejercicio Haz cualquier tipo de deporte, si es posible, incluso a diario. Y sé constante. Mantener tu cuerpo sano es tan importante como terminar el proyecto a tiempo.

o Descansa entre tarea y tarea Es importante refrescar nuestra mente y reciclar nuestros ciclos de atención con frecuentes descansos entre tarea y tarea. Además, para que de verdad sea efectivo, es importante que ese descanso lo hagas alejado de la mesa en la que trabajas. El descanso tiene que ser una actividad completamente distinta a la que estabas haciendo.
Proponemos


o Alimentación saludable Una dieta saludable contribuye de forma importante a una mejor salud y a la prevención de enfermedades graves como las patologías cardiovasculares (infartos de miocardio y accidentes vasculares cerebrales). Además, comer bien ayuda a combatir el estrés y nos protege de trastornos menores como los resfriados o la gripe. Una alimentación equilibrada y en la cantidad y frecuencia adecuadas mantiene el nivel de energía y mejora el rendimiento.


o Da señales de vida. Si trabajas coordinado con un equipo da señales de vida a lo largo del día para que las personas que trabajan contigo sepan que estás online. Crea un calendario común con los otros miembros del equipo para que todo el mundo esté informado de los horarios y disponibilidades de los demás.


o Revisa tu productividad Como personas que buscan la mejora continua debemos volver con frecuencia sobre nuestros hábitos y nuestros métodos, analizarlos y modificarlos si lo consideramos necesario. Al menos una vez al año debes revisar el tiempo que dedicas a cada labor y los ingresos que percibes por ella. De esta manera, sabrás si estás siendo realmente efectivo.



WhatsApp chat